Blogia
El refugio de Morsa

Anette, la cuenta cuentos cuentera

Anette, la cuenta cuentos cuentera

_ Hoy, señoras y señores, perros y gatos, niños y niñas, abuelitos y abuelitas, morsas y morsitas – Dijo el presentador- Les presento...

_ ¿Qué es? ¿Qué es? ¿Qué es, señor presentador? – Preguntaban los más impacientes.

_ ¿Es superman? – Dijo un chico que lo único que hacia era mirar la televisión.

_ ¿Es un hada rosa que vino a salvar al mundo con su polvo mágico? – Interrogó una nena vestida, de pies a cabeza (¡Y no miento!) de color rosado.

_ ¿Es un payaso que vino a divertirnos con sus payasadas?- Preguntó un nene de remera celeste.

_ ¿Es un cantante de rock and roll? – Dijo una chica con los pelos parados y llena de tachas, como una verdadera roquera.

_ No, no – Contesto el presentador, contestando a todas las preguntas que los niños le hacían- Intenten una vez más…

_ ¿Un cocodrilo? – Dijo una niña que lucía dos enormes y bellísimas trenzas con moños azules.

_ ¿Una morsa? – Interrogó un chico que vendía pochoclo para el espectáculo- ¿Es una morsa? ¿Una morsa de verdad, con sus dos colmillos y sus aletas?

_ Señor presentador –Grito una mujer mayor, que estaba sentada bien al fondo y llevaba un bastón de madera todo tallado- Puede terminar de una vez con este circo, que quiero irme a mi casa. ¿Por qué no presenta, de una buena vez, a quien debe presentar? Si no estamos hasta mañana – Concluyó muy agotada la ancianita.

Era verdad, tenía razón la abuelita, así que el presentador decidió decirles a los chicos lo que era y presentarlo de una vez:

_Bueno chicos…La señora… ¿Cómo era su nombre? – Ahora el presentador se dirige a la señora, que, anteriormente le había dicho que terminase con ese show.

_ Me dicen, Tete- Contestó, la mujer, nuevamente a gritos.

_ Bueno chicos…La señora Tete…

_Dígame Tete solo, solamente Tete - Replicó la ancianita.

_ Bueno chicos…Tete tiene razón, vamos a tardar mucho intentando adivinar que hay detrás de este escenario – Dijo señalándolo con su dedo pulgar- y lo que hay atrás de esas telas se va a dormir…Así que un fuerte aplauso para…ANETTE.

_ Pero…No es superman, ni tampoco un hada rosa, mucho menos payaso, no creo que sea un cantante de rock and roll, no se parece a un cocodrilo ni a una morsa…Es solo…Una persona, como nuestros papás o abuelos- Dijeron asombrados, asustados y a punto de llorar los chicos que presenciaban el espectáculo.
_No, no, chicos – Intento calmarlos el presentador- Ella, Anette, es mejor que todo eso que ustedes nombran. Esta chica puede volar como superman, crear y repartir polvo rosa por los aires, hacer cosas graciosas como los payasos, cantar como un cantante de rock and roll o incluso, hasta mejor, y además puede convertirse en un feroz cocodrilo y en una simpática y hermosa morsa. ¿Qué les parece?...Y además cuenta las mejores historias del Universo… ¿Quieren escuchar una?- Pregunta el presentador.

_Si- Responden a coro y emocionados los niños que presenciaban el espectáculo.

_Bueno y ahora– Dice el presentador y ahora dirigiéndose a Anette- Ella les va a contar maravillosas historias ¿No, Anette?

_Si, como no- Dice Anette hablando por primera vez.

_____________________________________________________________________________________________________________

Bueno, y ahora me refiero a ustedes que leen El Refugio de Morsa… ¿Les gusta escuchar o mejor dicho leer historias? Bueno si dijiste que SI, supongo que te gustará escuchar algunas de las historias que Anette les contó a los chicos del texto anterior. Si es así, te cuento; Cada un cierto tiempo publicaré algunas o una de las historias que Anette relató en el espectáculo para que ustedes puedan leerlas solos o en compañía de alguien querido.
Hoy una de las tantas historias de Anette, para que comiences a disfrutarlas en tu casa, delante de la compu, impresas en un papel o como quieras… Ahora…TIEMPO DE LECTURA…

El Gran Manuk


¿¿Alguna vez te has despertado para tomar agua o ir al baño de noche?? Bueno cuando, lo hagas ve con cuidado, a ver si te encuentras con Manuk, como le paso a Remolina.
Remolina, estaba muy inquieta esa noche, daba vueltas y más vueltas en la cama. Se sentía molesta. Había algo bajo sus sabanas que se movía, lentamente y hacia unos sonidos extraños. Remolina miro arriba y abajo de las sabanas de la cama, de repente algo lleno de pelusa salio de por ahí; era su gato Ternuy. Rápidamente Remolina se volvió a acomodar entre las colchas.
Rato después Remolina estuvo sedienta y decidió ir escaleras abajo y beber agua. Una vez allí, se dirigió hacia donde habitualmente había agua para beber.
Era una noche lluviosa, donde los truenos y los rayos reinaban el cielo. De repente en medio de la oscuridad absoluta, se presento delante de Remolina, un gran espíritu, que como todos los espíritus llevaba atado en su transparente pierna un manojo de cadenas de hierro. El espíritu se arrastraba y pedía auxilio. Remolina al verlo casi se muere de espanto, pero al observa que solo quería que lo rescataran, se tranquilizo. Se le acerco. El espíritu también se acerco a ella. Remolina, creo que por pura ignorancia, le agarro bien fuerte la mano al espíritu, como hacia su mama hacia cuando ella tenia miedo. En un segundo, el fantasma desapareció junto con ella. Nunca mas ningún ser vivo volvio a ver a Remolina.
RECUERDA: Nunca jamás, le des la mano a un espíritu. Y menos aún si aparéese una noche, lluviosa, donde los truenos y rayos reinen el cielo, y aún menos si pide ayuda.
Es que es el Gran Manuk, que vaga por las regiones, buscando almas para llevarse y no devolver jamás. Cuídate a ver si un día te lleva a ti.



FIN

Anette le dijo a los chicos que esto le había sucedido a una amigo de un amigo de su novio, que conocía a un sujeto, que a su vez conocía a otro que era vecino de Remolina. No todos le creyeron... ¿Vos le crees? Mandanos tu comentarios diciéndonos que te parece.



El cuento de la abuelita:



Como los nietitos habían pedido tanto este cuento, durante meses, cuando la abuela encontró el libro en donde estaba, fue y les dijo:



_Oigan , nietitos míos, hoy les voy a contar un cuento - dijo la abuela muy pausadamente -muy pero muy especial. Que comienza así:


_Había una vez una princesa muy pero muy linda- dijo una nietita.

_No, no, - dijo otro nietito- Era se una vez un superhéroe que se llamaba....

_Paran nietitos, no se peleen, no se trata de superhéroes ni princesas. Era así: Había una vez un bosque...

_ ¿¿Un bosque?? Que aburrido - dicen los nietitos a dúo.

_En donde vivían muchos lindos animalitos, muy diferentes, pero todos muy amigos.- Siguió, la abuela sin escuchar a sus nietos caprichosos-Cada uno tenia su casita, en donde trabajaba, muy alegremente, todos los días excepto....

_Un día en el que todos eran crueles y malos, entonces llegaba Batman y...y.-Dijo el niño.

_ ¡Que feo! No, cuando llegaba el príncipe entonces la bella y hermosa princesa...

_ ¡NO!

_ ¡SI!

_ ¡NO!

_MMNNN-la abuela se aclara la garganta para que los nietitos dejen de pelear y continua-El Domingo, que era cuando se reunían y descansaban de los días de trabajo con bonitos pic-nics y bailes...

_Y en los bailes se hacían en el castillo del príncipe y...

_Chhiiss- La abuela la hizo callar para poder seguir con la historia-Pero un día llego al bosque llego un malvado hechicero llamado RAGOÓN que no les dejo mas bailar y hacer sus bonitos pic-nics nunca mas a los animalitos del bosque.

_ ¡Que pena! ¡Que lastima!- se lamentaba la nietita, sus ojitos estaban húmedos , llenos de lagrimas a punto de caer rodando por sus coloradas y grandes mejillas.

_Pero, no hay nada de preocuparse, por que ahora entra Batman y Superman y luchan contra el hechicero RA… RAGG… RAGUR...¿¿Como era, abuelita?? - Pregunto el nietito muy entusiasmado con la historia.

_No te preocupes, nietita tiene razón tu hermano, ya se va a solucionar - dice la abuela consolando a su nieta y secándole las lagrimas con las yemas de los dedos.

_Sabia, que tenia razón, sabia que iba a venir Superman y Bat..-Festeja el niño.

_Ssssshhhh-la abuela le hace señas muy extrañas para que se calle y retoma la interminable historia-Los animalitos estaban muy tristes y no sabían que hacer. Pero el zorrinito dijo:_Podríamos pedirle ayuda a alguien… Quizás ...Este..No, no, no. Y así...

_ ¿Que? -continuo, la nietita, que ya se había tranquilizado gracias a los mimos de su abuelita.

_Después de mucho pensar y dudar, los animalitos del bosque decidieron pedirle ayuda a..-dijo la abuelita muy contenta de que la nietita había podido continuar la historia.

_Batman, Superman y el Zorro-dijo el nenito, como siempre.

_Cállate, iba a hablar yo, al príncipe, a la princesa y a la reina- dijo muy enojada la nenita.

_Ahaha-contradijo la abuela- no eran ni príncipes ni princesas, ni superhéroes ni nada de eso eran MOUNSTRUOS, nada mas ni nada menos que lo que acaban de escuchar mis repollos sin florecer-agrego la abuela.

_¿Monstruos?-dijeron muy asombrados ambos nietos.

_Si, monstruos, para asustar al hechicero RAGOÓN-contó la abuela._Si para hacerle POM, PAM, PUM y CRASH, y así y así -y el nietito mueve los puños y brazos como si estuviera practicando boxeo- Y decirle: _Toma esto y esto y un poco mas de esto.

_Exacto-dice la abuelita.

_¿¿Y quien gana abuelita?? ¿¿Quien??- grita la nieta.

_Eso voy a contarles, esperen-dice la abuela muy calma-después de una gran lucha entre los monstruos y RAGOÓN, que tenia muchos poderes y muy poderosos. Ganaron los animalitos del bosque, o sea, los monstruos. RAGOÓN por ser tan pero tan malo fue a parar a un lugar muy feo en donde la paso muy mal. Y los animalitos junto a los monstruos que ahora eran sus mejores amigos festejaron con un pic-nic y un baile como hacia tanto que no lo hacían juntos.....¿¿¿Chicos???-pregunta la abuela.

La abuela mira para todos lados y ve que los chicos se habían quedado dormidos uno al lado del otro, muy juntos y abrazados, como dos buenos hermanos.

_Y… Bueno, que le vamos a hacer...


Fin.




El esqueletito perdió el SUSTO:
Esta es una historia de aquellas que pasan una vez en la vida por delante tuyo y nunca más, por más que las esperes y sentado e impaciente, no van a volver, al menos que alguien las escriba en un libro, para que todos la puedan disfrutar.
Pero como todavía esto no pasó vas a poder disfrutar esta historia en ningún otro lado. Así que si queres, escucha que ahí empiezo, ahí va:

Quizás pasó hace mucho, tal vez no. Pero igual eso no importa mucho, lo que importa es lo que voy a decir ahora y se terminó, punto. Pasó que en un cementerio, que es donde viven muchos monstruos, como vampiros, hombres lobos, momias, esqueletos malolientes, zombis, entre otros. Hubo una convención. ¡Claro la convención de monstruos! En donde estos se la pasaban en grande, compraban lentes para tres, cuatro, cinco y diez ojos, camisas para seis, siete, ocho y once brazos. Compraban cremas babosas, olorosas y en mal estado (Puahjj), también cosas novedosas para asustar mejor a los humanos. En fin todo un verdadero asco, claro que para ellos no. También daban charlas, por lo general de como asustar mejor a los humanos, de cómo emplear los elementos de oferta recientemente comprados y de cómo ser un monstruito prodigio (Sólo para monstruos pequeños y en crecimiento.) De esto se hablaba en la mayoría de las convenciones, pero en la de este año, la número tres mil quinientos millones trescientos noventa y nueve, hubo otra charla que la ya programada, una muy distinta.

Resultaba que hacía unos pocos días el hijito de Doña Esqueletic y Don Esqueletitoc, había ido a la ciudad a espantar humanos, sin permiso. Todo iba ESTUPENDAMENTE, hasta que el esqueletito volvió a casa en donde sus padres lo notaron extraño, observaron durante cinco horas seguidas delante de una lámpara, y se dieron cuenta de que su hijo había perdido...
¡EL SUSTO! ....
Toda la convención de monstruos se desesperó al escuchar esto. Ya que gracias al susto todos en el cementerio podían asustar a los humanos, que era su trabajo y su entretenimiento favorito. Además si un monstruo pasaba más de una semana sin su SUSTO, podían llegar a convertirse en un humano, qué terrorífico!. Para que esto no suceda todos en la convención decidieron ayudar a Doña Esqueletic y a Don Esqueletitoc. Así que pusieron manos a la búsqueda y se vistieron con equipos súper modernos de color amarillo fluorescente, para que si uno se perdía en la ciudad de los humanos, se lo pueda encontrar fácilmente en la oscuridad. Luego cada monstruo se subió a un Taxi monstruo diferente y partieron hacia su destino.


Apenas llegaron a la ciudad cada monstruo empezó a buscar en una calle o escondite diferente, cada uno con su lupa, su brújula y su mapa. Después de mucho buscar a un vampiro muy viejo, se le ocurrió ir a la embajada de los monstruos, más cercana al lugar en donde estaba. En embajada de monstruos, que estaba atendida por un zombi, que era amigo suyo, se guardan las cosas perdidas que parecen, pertenecerle a diferentes clases de monstruos. Como el zombi que la atiende es muy pulcro y ordenado tiene todas las cosas extraviadas, en transparentes folios de diferentes tamaños, a su vez estos folios los tiene en distintas cajas etiquetadas que dicen, por ejemplo: "Brazos derechos de zombis.", y así. Cuando nuestro amigo el vampiro llegó a la embajada y le preguntó a su amigo el zombi sobre el susto del esqueletito, éste le dijo:
_Sí, claro, a ver....-Y hurgó en una caja con una etiqueta que decía "SUSTOS"-Acá está, toma- dijo agarrando el único SUSTO que había y le extendió un folio.
Cuando la búsqueda finalizó, todos los monstruos volvieron al cementerio, con las manos vacías, excepto el vampiro viejo y sabio, al cual luego de colocarle nuevamente el SUSTO al esqueletito, coronaron con una corona de huesos viejos y podridos "Héroe máximo en las búsquedas de SUSTOS de esqueletos"

Y… este... Chapulín Colorado este cuento se ha.. ENCONTRADO!
Fin!




Bueno esto ha sido todo por hoy… Se cierra el telón y Anette desaparece.

Bueno, bueno esperen hasta la próxima entrega de cuentos de Anette!!!


Chau…Morsa!!! BesoBesoBesoBesoBeso





¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres